Valoranos!

Los padres tienen la posibilidad de conseguir que sus hijos desarrollen una adecuada autoestima o que por el contrario se vea afectada, según sus comportamientos.

El llevar a cabo de forma adecuada las acciones que enumero a continuación ofrecerá cierta garantía para que los hijos desarrollen una autoestima sana y positiva.

  1. Ayudarle a descubrir sus cualidades. Los padres pueden saber qué aspectos se le dan mejor a sus hijos pero al mismo tiempo deberán ayudar a que ellos mismos también lo descubran.
  2. Nunca ridiculizarlos, más bien reconocer las actitudes positivas de los hijos. Es una teoría errónea aquella que dice que el buen comportamiento debe darse por hecho y no requiere recompensa mientras que en cambio, el mal comportamiento si exige un castigo ejemplar.
  3. Ayudarles a cuidar su imagen corporal. La salud emocional va muy ligada a la salud física. Fomentar en los hijos hábitos saludables de higiene, vestido, así como la realización de alguna actividad física será siempre un aspecto positivo a la hora de cuidar su autoestima.
  4. La resistencia a la frustración es un factor importante. Es necesario enseñarle a valorar el esfuerzo por conseguir sus objetivos y no tanto otros aspectos que no dependan de él.
  5. Valorar sus éxitos. Debe de aprender a sentirse bien por lo que ha conseguido y a expresar adecuadamente los sentimientos de satisfacción que experimente.
  6. Enseñarles la causa de sus emociones. Es necesario que los niños aprendan cuando están tristes el motivo de su tristeza y cuando sienten felicidad la causa que les lleva a sentirla.
  7. Evitar sobreprotegerlos. Actuando de esta manera evitamos que él aprenda a resolver los conflictos por sí mismo y a la vez le enseñamos a ser dependiente.
  8. Fomentar una comunicación fluida con él. Es adecuado preguntarle e interesarnos por sus logros tanto personales como académicos.
  9. Actuar como modelos ante ellos. Valores como la responsabilidad, el trabajo, el esfuerzo, el reconocimiento, la sonrisa, deben ser percibidos por los hijos porque los padres deben ser el mejor modelo a seguir para ellos.
  10. Hacerle sentir miembro importante de la familia. Esto se consigue implicándolo en todos aquellos eventos familiares que según su edad sean posibles y también escuchando su opinión.