Valoranos!

El estrés es una sensación subjetiva de la persona que le hace sentir que los acontecimientos le desbordan, es una sensación de falta de control ante la ingente cantidad de tareas que tiene que hacer y ante las que no se siente con capacidad, fuerzas o tiempo para poder realizarlas.

Esta situación mantenida durante un tiempo prolongado puede llegar a generar sintomatología ansiosa o depresiva. Para controlar el estrés y evitar que pueda llegar a provocar daño emocional, os aportamos las siguientes recomendaciones:

  1. Evita ir con prisas durante todo el día adoptando un estilo de vida que te permita hacer cada día las actividades que te propongas con tiempo suficiente para realizarlas. Es importante saber decir “hoy no me da tiempo, mañana lo haré”.
  2. Cuando no tengas necesidad de ello, no corras, procura caminar despacio.
  3. Organiza bien el tiempo de forma que seas eficaz.
  4. Descansa las horas suficientes, cada persona necesita unas horas de sueño determinado, pero procura que no sean nunca menos de siete horas.
  5. Realiza las comidas de forma equilibrada y ordenada. Procura hacer una pausa para comer, este momento debe ser diferente al momento de trabajo.
  6. Realiza alguna actividad física, el ejercicio aeróbico es muy positivo y alivia del estrés generado durante el día.
  7. Busca un momento para hablar de forma distendida con alguna persona de temas que no sean laborales ni de preocupaciones actuales.
  8. Dedica un momento cada día a valorar lo que has hecho, así como el objetivo por el que lo has realizado.
  9. Realiza un plan cada día donde pongas tus objetivos, con ello evitarás que sea un día caótico o con muchas exigencias.
  10. Adquiere la capacidad de “aparcar” cada noche antes de ir a descansar las tareas pendientes, que no deberán estar en tu pensamiento hasta el día siguiente a la hora que determines que comienza tu jornada laboral.

No olvides que ser capaz de adoptar un estilo de vida que no deje espacio para el estrés, hará  que cada día sea percibido de forma positiva con las actividades que realizas  y así te sentirás bien con la vida que has decidido llevar.