Valoranos!

2º curso de bachiller, presión…

Al comenzar este curso de segundo de bachillerato, todos y cada uno de los jóvenes que van a realizarlo tienen unos propósitos en mente, a los cuales podríamos sumarle, la presión que todo ello genera.

Para la mayoría de ellos, segundo de bachiller es el curso con el que podrán tomar las riendas de su futuro.

Esta presión generada y mantenida durante todo un año académico puede llegar a desbordar a los estudiantes, porque no todo son exámenes y falta de tiempo para terminar el temario y conseguir llegar a selectividad, sino que hay otras exigencias que hacen que la presión sea aún más fuerte, como son la falta de tiempo para conseguir  un nivel de concentración y  relajación adecuados y necesarios para permitir decidir cuál es su verdadera vocación.

 ¿Por qué tanto esfuerzo?, si no encuentran la respuesta adecuada pronto, la ausencia de compresión del por qué deben esforzarse tanto, hará que muchos de estos jóvenes puedan verse arrepentidos durante el primer año de carrera, en el que tendrán aún el “mal sabor de boca” que les ha dejado segundo de bachillerato si piensan que no han realizado el mayor esfuerzo posible en el aspecto académico. Otra consideración importante debe ser la de conseguir la capacidad necesaria para decidir hacia qué carrera universitaria dirigirán su futuro. Obviamente tendrán más opciones si el esfuerzo realizado y en consecuencia las calificaciones obtenidas son mejores.

La capacidad de no dejarse influenciar por los demás, tanto compañeros como familiares es también algo que se debe tener en cuenta para evitar posibles frustraciones futuras por sentir que la universidad no les ofrece lo que esperaban debido a un error de elección. Las opiniones de los demás son muy importantes, pero también es necesario que tengan su propio espacio para decidir por ellos mismos, una vez se les ha informado de todos los aspectos que deben tener en cuenta, algo que harán tanto sus profesores como los padres y también los amigos y compañeros.

Toda esta presión en muchas ocasiones puede generar problemas en la salud de los estudiantes, viéndose en la necesidad de asistir a especialistas para tratar aspectos  como la ansiedad.

Si tienes tu objetivo marcado ve a por él, no te dejes influenciar por nadie, pero escucha siempre lo que tienen que decirte los demás para poder decidir y actuar, eres tú quien  debes elegir cuál puede ser la salida profesional que más te beneficia, además de hacerlo con la motivación suficiente para conseguirla.

Para muchos estudiantes, este curso que comienza de segundo de bachillerato no es tan duro, depende de la actitud que presentes ante él, no te enfrentes a él  pensando continuamente en las horas de clase y  en el estudio diario o en las notas de corte, es un curso para tomarlo con paciencia pero con constancia y disposición para aprender.

Ponte objetivos desde el principio, organiza bien tu tiempo, pues habrá tiempo para hacer de todo, deporte, quedar con amigos y por supuesto para estudiar desde el inicio con el ritmo adecuado que te permitirá conseguir tus mejores resultados.