Valoranos!

Llega el verano y se disfruta de unos días de vacaciones, con mucha ilusión se elige algún lugar para el merecido descanso. Pero suele ocurrir que una vez allí, la cabeza no “desconecta” , volviendo en todo momentoa recordar temas relacionados con el trabajo, de las cosas que se quedaron pendientes, de lo que espera cuando vuelva, etc.

¿Qué hacer para que esto no impida disfrutar de forma relajada de los días de vacaciones?

  • No dejar que el ordenador o tableta sea un compañero en las vacaciones. Si es posible, dejarlo en casa.
  • Si es imprescindible estar conectados con el trabajo mediante el ordenador, establecer un momento concreto del día, durante el resto del tiempo procurar no estar pendiente de él.
  • Evitar relacionarse con personas del entorno laboral, esto evitará conversaciones no aconsejables en esta época. En caso de que esto no sea posible, llegar a un acuerdo para evitar conversaciones de temas de trabajo.
  • Hacer el propósito en casa de no hablar ni del trabajo, ni de los compañeros de trabajo, en caso de que sea difícil de conseguir, pedir ayuda a la familia, cónyuge o hijos, para que les haga reaccionar ante ello.
  • Buscar actividades totalmente distintas a las que se realizan en la rutina diaria.
  • “Romper” los horarios propios de la dinámica que se sigue cuando se está trabajando.
  • Evitar estar continuamente contando los días que nos quedan para la vuelta al trabajo. Es importante estar pendientes de lo que vamos a hacer hoy y no en lo que haré a la vuelta al trabajo.
  • Es necesario desconectar, pero a veces es difícil, solo cuando me esfuerzo en hacerlo consigo realmente descansar.