fbpx

En estos momentos millones de estudiantes están apurando los últimos cartuchos para tratar de sacar el curso de la mejor manera posible, y es ahora cuando nos damos cuenta que el rendimiento bajo presión disminuye considerablemente.

Perder el miedo a los exámenes finales

Esta quizás sea una de las cuestiones en la que es más fácil decir que hacer y es que el miedo a los exámenes finales es una pauta común en la gran mayoría de los estudiantes.

La mayoría de los alumnos sienten mucha presión, puesto que en estas últimas pruebas piensan que se juegan todo el curso e incluso que todo su futuro depende de ellos. La gran mayoría de los casos la situación nunca es tan dramática.

Uno de los principales consejos para aprobar con buena nota los exámenes finales está relacionado con perder el miedo a superar estas pruebas. Hay casos extremos en los que muchos estudiantes acaban buscando cualquier tipo de excusa para no acudir a las pruebas.

Para evitar esta sensación de miedo y de angustia, hemos preparado unos consejos para llegar a los exámenes mucho más tranquilo:

  • Trata de trabajar tu autoestima en la medida de lo posible. Una buena forma es proponiéndote pequeños retos y observando cómo los vas superando poco a poco.
  • Puedes realizar técnicas de relajación, respiración y mindfullnes para evitar la situación de quedarte en blanco.
  • Aprovecha los descansos para relacionarte con otras personas del entorno conocido, así evitarás la sensación de aislamiento y miedo.

Consejos para enfrentarse a los exámenes

Siguiendo estos consejos podrás enfrentarte a los exámenes finales con muchas más garantías de éxito:

  • Organizar el estudio en función de los exámenes programados.
  • Elaborar un horario en el que tengamos en cuenta aquellas materias o parte de éstas que más dificultad nos plantean, pues deben estudiarse en el horario de mayor rendimiento, sobre todo a primera hora de la mañana.
  • En el horario de cada día debemos reservar tiempo para comer tranquilamente, ese puede ser un tiempo para alimentarse y también para descansar.
  • La alimentación debe ser equilibrada, no comidas copiosas.
  • Reservar algún momento para el ocio, gimnasio, deporte o estar con algún amigo o con la familia.
  • Dormir de siete a ocho horas diarias.
  • No permitirme pensar que “estoy estudiando para nada porque voy a suspender”.
  • No compararme con otros compañeros que percibo que tienen más facilidad para el estudio y aprobar los exámenes.
  • Creer en mis posibilidades personales y pensar que el esfuerzo y la constancia es la que nos hace llegar donde nos proponemos.

Resumen

A modo de resumen, afrontar la etapa de exámenes finales con éxito depende de tu actitud y como trabajas todos los aspectos psicológicos relacionados con el miedo, la ansiedad y la autoestima. Recuerda que los que trabajan de forma regular y constante son capaces de aprobar sin ningún problema.

¡Mucho ánimo!