En estos momentos millones de estudiantes están apurando los últimos cartuchos para tratar de sacar el curso de la mejor manera posible, y es ahora cuando nos damos cuenta que el rendimiento bajo presión disminuye considerablemente.

Decálogo para enfrentarse a los exámenes:

¿Qué hacer para salir airoso de este trance?

  1. Organizar el estudio en función de los exámenes programados.
  2. Elaborar un horario en el que tengamos en cuenta aquellas materias o parte de éstas que más dificultad nos plantean, pues deben estudiarse en el horario de mayor  rendimiento, sobre todo a primera hora de la mañana.
  3. En el horario de cada día debemos reservar tiempo para comer tranquilamente, ese puede ser un tiempo para alimentarse y también para descansar.
  4. La alimentación debe ser equilibrada, no comidas copiosas.
  5. Reservar algún momento para el ocio, gimnasio, deporte o estar con algún amigo o con la familia.
  6. Dormir de siete a ocho horas diarias.
  7. No permitirme pensar que “estoy estudiando para nada porque voy a suspender”.
  8. No compararme con otros compañeros que percibo que tienen más facilidad para el estudio y aprobar los exámenes.
  9. Creer en mis posibilidades personales y pensar que el esfuerzo y la constancia es la que nos hace llegar donde nos proponemos.
  10. SOLO APRUEBA QUIEN TRABAJA Y CREE EN SUS POSIBILIDADES.

¡Mucho ánimo!

Os recordamos que podéis seguirnos en Google+, Facebook y Twitter.

https://twitter.com/AlphilPsicologo

https://www.facebook.com/alphil.psicologos.9

https://plus.google.com/108400849938426535442/posts