Si el aburrimiento invade a la pareja también es fácil que comience a declinar el deseo sexual. Te proponemos unas fáciles recomendaciones para que esto no se produzca:

  • El escenario es importante. Nuestras sensaciones sexuales son reforzadas por el entorno situacional, por ello nuestros recuerdos de dónde las tuvimos son importantes, pero de la misma manera se asocia también el aburrimiento al lugar donde tuvimos el acto sexual. Identificar un ambiente que nos excite es fundamental  para que el deseo despierte. Es necesario introducir en tu nuevo escenario sexual música, fotografías, luces, perfumes nuevos,…
  • Vuelve a retomar actividades que fueron excitantes en el pasado. Es conveniente realizar actividades que en el pasado eran excitantes y despertaban el deseo sexual. Procura buscar un momento para salir solos en pareja, regalar una rosa, ir a bailar, ver fotografías u oír música que en el pasado estuvieron asociadas a encuentros sexuales apasionados.
  • Huye de lo cotidiano, busca algo que te saque de la rutina, introduce una novedad, una sorpresa excitante, una cita imprevista, un viaje romántico, una llamada insinuante, una acaricia atrevida o un decir “te quiero” sin que se espere.
  • Atrévete con cosas insinuantes, por ejemplo vestirte con ropa sexy antes de ir a la cama, leer en común libros de literatura erótica, ver películas excitantes, tener relaciones sexuales en lugares distintos e insospechados o expresar lo excitados que nos sentimos haciendo el amor.
  • Procura llevar una vida con espacios independientes para la pareja, donde cada uno tenga espacios propios y personales. Si la vida en pareja absorbe todo el espacio emocional la pareja llega a asfixiarse. Los reencuentros pueden estar cargados de ilusión.
  • Cuida tu aspecto físico y procura ser una persona activa e independiente, así como bien integrada socialmente.
  • Hablar de sexo es muy positivo para la relación, así como tocarse o mirarse de forma insinuante y comportarse al margen de las relaciones sexuales como si se estuviera excitado.

Lo más importante para combatir el aburrimiento en la pareja es desarrollar un estilo de vida donde haya tiempo para el amor y para tener una vida activa y llena de satisfacciones.