Trastorno de personalidad por dependencia:

¿Eres una persona con dependencia emocional? La característica esencial de este trastorno es “una necesidad general y excesiva de que se preocupen de uno mismo, que ocasiona un comportamiento de sumisión y adhesión y temores de separación”.

                Las principales características de las personas dependientes son:

  • La falta de confianza en sí mismos.
  • La elevada necesidad de apoyo.

        Se pueden definir más concretamente las características conductuales más importantes de las personas diagnosticadas con un Trastorno de personalidad por dependencia:

  1. Suelen presentar una postura rígida, tensión muscular, ausencia de contacto visual, tono de voz bajo, etc.
  2. Su objetivo es complacer a los demás continuamente.
  3. Expresan frecuentemente comentarios negativos sobre sí mismos.
  4. Son muy halagadores con los demás.
  5. Al hablar muestran nostalgia y tristeza.
  6. Piden consejo a personas cercanas muy frecuentemente.
  7. Formulan preguntas para confirmar que sus actuaciones son aprobadas por los demás.
  8. Actúan ante los demás con sumisión, rara vez expresan desacuerdo.
  9. Buscan siempre estar acompañados por personas de confianza en cualquier entorno, trabajo, ocio, etc.
  10. Evitan iniciar nuevas tareas que no sean las habituales.

Si usted presenta esta forma de actuar  consulte a un profesional cualificado que le pueda ayudar.

Hay que señalar que este trastorno se puede asociar a otros trastornos de personalidad o a trastornos de ansiedad. No obstante siempre deberá ser el especialista quien realice  un diagnóstico y un tratamiento adecuado.