Fobias
5 (100%) 1 votos

Las fobias son un tipo de miedo que experimentan muchas personas en algún momento de su vida. Cuando se padece algún tipo de fobia la sensación es de malestar continuo, por eso hay que prestarle la suficiente atención. Sigue leyendo y sabrás como superar cualquier tipo de fobia.

Qué es la fobia

Una fobia es un miedo irracional e intenso hacia una situación, objeto o estímulo. A quien lo padece le limita y le genera un gran malestar en su vida diaria, convirtiéndose de esa manera en una patología.

Las fobias se pueden clasificar en fobias sociales y fobias específicas. Normalmente las fobias sociales aparecen en la adolescencia y tienden a evitar las situaciones sociales. En cuanto a las fobias específicas o simples son aquellas que centran su atención en situaciones concretas u objetos.

Diferencia entre miedo y fobia

La fobia es un miedo irracional e intenso y excesivo que dificulta la vida diaria de quien la padece. Sin embargo, el miedo es una emoción natural que se puede presentar en cualquier momento para ponernos en alerta de algún peligro, riesgo o daño, ya sea real o imaginario. El miedo es una emoción de rechazo o desagrado, la fobia por el contrario es un trastorno psicológico.

El miedo puede provocar sudoración o taquicardia, mientras que en la fobia también aparecen  nauseas y una sensación de miedo descontrolado, asociado a la creencia de que se está en peligro.

Existe una gran variedad de fobias, pero todas originan síntomas comunes, tales como la tendencia a evitar el estímulo, la aparición de un miedo incontrolable e irracional y  la  sensación que de algo no funciona bien dentro del cuerpo.

Listado de fobias comunes

La fobia social es una de las fobias que genera más dificultad a la hora de desarrollar el potencial de cada persona, porque es imprescindible la interacción social  para conseguir determinados objetivos en la vida. Algunas de las características que presentan quienes padecen fobia social es el miedo a ser observado mientras comen o beben en público, el temor a dirigirse a otras personas o incluso a los propios amigos, miedo a sufrir situaciones  que resulten vergonzosas en público, además de la  preocupación por convertirse en el centro de atención o intentar evitar espacios cerrados con gente.

Algunas de las fobias específicas más comunes son:

  • Aerofobia: miedo a volar en avión.
  • Amaxofobia: miedo a conducir.
  • Hemofobia: miedo a la sangre y a las heridas.
  • Belenofobia: miedo a las agujas.
  • Aerofobia: miedo a volar en aviones.
  • Aracnofobia: miedo a las arañas.
  • Necrofobia: miedo a la muerte, los muertos o las cosas muertas en general.
  • Ofidiofobia: miedo a las serpientes, tanto reales como de juguete.
  • Cinofobia: miedo desmedido a los perros.
  • Astrofobia: miedo a las estrellas y cuerpos celestes del universo.
  • Emetofobia: miedo a vomitar.
  • Tapefobia: miedo a ser enterrado vivo, por haber sido diagnosticado muerto de manera errónea.
  • Agorafobia: miedo a los espacios abiertos.
  • Claustrofobia: miedo a los espacios pequeños o limitados.
  • Glosofobia: miedo de hablar en público.
  • Acrofobia: miedo a las alturas.
  • Coulrofobia: miedo a los payasos.
  • Misofobia: miedo a la suciedad y a los gérmenes.
  • Pedofobia: miedo a los bebés y a los niños.

Algunas fobias raras:

  • Alodoxafobia: miedo a dar opiniones a los demás.
  • Apeirofobia: miedo al infinito.
  • Eisotropofobia: miedo a los espejos.
  • Estasifobia: miedo a estar de pie.
  • Ambulofobia: miedo a caminar o a caerse.
    Fagofobia: miedo a comer.

Causas por las que se producen las fobias

Las fobias pueden aparecer por varias causas, una de ellas es por una mala experiencia ante esa situación u objeto. Si se ha tenido una experiencia negativa o traumática en la niñez, con el tiempo y el paso de los años ese trauma puede convertirse en fobia.

Estas situaciones traumáticas o malas experiencias crean huellas en nosotros haciendo que en el futuro recordemos las experiencias negativas del pasado.

Otra causa es la genética, las fobias pueden presentarse por causa hereditaria  porque los padres también la padecían; pero también se puede dar el caso de que el niño adopte la fobia de forma progresiva si algún miembro de la familia lo padece.

Tratamiento de las fobias

Quien padece una fobia debe saber que la mejor manera para acabar con ella es acudir a un especialista en salud mental,  bien a un psicólogo clínico o a un psiquiatra, de esta forma se podrá realizar un diagnóstico correcto  y aplicar un adecuado tratamiento.

El tratamiento más común para las fobias se basa en la psicoterapia, llevada a cabo por un especialista en psicología clínica y experto en trastornos de ansiedad. Los tratamientos más eficaces se basan en la terapia cognitivo conductual.

La terapia de exposición se centra en exponer al paciente a la fuente de ansiedad, en este caso al estímulo fóbico en cuestión, sin causar ningún peligro. La constancia en este tipo de tratamientos es primordial porque de esa forma los cambios pueden ser muy favorecedores.

La terapia cognitivo conductual se centra en los pensamientos que crea el ser humano ante esa situación y en el estímulo que provoca estos miedos.

Puede ser necesario trabajar con el paciente mediante técnicas de relajación, para que las pueda aplicar en la exposición al estímulo fóbico y de esta forma contrarrestar el efecto que la ansiedad le produce, debido  el alto grado de ansiedad que provocan estos miedos.

En nuestro centro utilizamos instrumentos de Biofeedback, este instrumento es eficaz para aprender a controlar la ansiedad, ya que el paciente recibe información directa del nivel de ansiedad real experimentado al enfrentare a la situación temida.

Además hemos incorporado recientemente la Realidad Virtual Inmersiva como última técnica más novedosa y de demostrada eficacia para el tratamiento de las fobias y el manejo de la ansiedad. Esta técnica permite al paciente enfrentarse a la situación fóbica mediante aproximación sucesiva,  siendo controlado el grado de ansiedad por el psicólogo clínico, quien maneja los niveles de ansiedad, de esta forma el paciente consigue superar su fobia en poco tiempo y de manera fácil. Esta técnica se ha demostrado más eficaz que los tratamientos tradicionales basados en la imaginación.

Resumen final

Las fobias son miedos irracionales que aparecen en el ser humano por una experiencia traumática, en la mayoría de los casos. Existen muchos tipos de fobias, las encontramos en situaciones, objetos  y estímulos, entre otros. La persona que padece una fobia genera un continuo malestar en su vida diaria.

La mejor forma de abordarlas de forma eficaz es acudiendo a un especialista en psicología clínica para aplicar un tratamiento adecuado.