Cuando hablamos de anorexia, la mayoría de nosotros pensamos en el chico o chica adolescente que, debido a una distorsión en la percepción de su imagen corporal, le lleva a negarse a comer. Pero habitualmente sabemos que, además de la necesidad de abrirnos a  más rangos de edad, también se viene estudiando algún tipo de anorexia infantil, donde el niño se niega a comer.

Tipos de anorexia infantil

  • Anorexia del lactante: Es poco frecuente y va asociada por lo general a alguna otra enfermedad. Aunque en alguna ocasión puede aparecer debido a la relación que establece con su madre, ya que el niño es muy sensible a los estados de ánimo de la madre y cuando está afectada percibe inseguridad o miedo que le hace sentir confusión, lo que le lleva al rechazo al pecho o al biberón. Creando así un círculo vicioso debido a que como la madre se preocupa por la situación, ésta empeora.
  • Anorexia psicógena: Imponer excesiva cantidad de comida, obligar a que terminen todo aunque sea demasiado, provocar relaciones conflictivas con la comida y fomentar malos hábitos de alimentación pueden hacer que el niño se niegue a comer. La reeducación será necesaria para resolver el problema. Los hábitos que adquieren en la infancia determinan en qué medida la relación que los niños tienen con la comida puede desembocar en un problema de anorexia infantil. Por ello sabemos que desde estos momentos ya hay que estar atentos para prevenir alteraciones de la conducta alimentaria.
  • Anorexia funcional: Este tipo de anorexia suele aparecer alrededor delos dos años de edad y consiste en inapetencia alimentaria debido a que se desacelera el crecimiento y las necesidades energéticas.
  • Anorexia nerviosa: Suele surgir en la pubertad, aunque aumentan los casos en edades más tempranas y en personas adultas de entre treinta y cuarenta y cinco años. Este tipo de anorexia necesita de un tratamiento por un equipo multidisciplinar, debido a la complejidad del trastorno.

El trastorno en sí consiste en una distorsión de la imagen corporal y un miedo desproporcionado a coger peso. En estos casos es importante ponerse en manos de un psicólogo especializado en este tipo de trastorno.

Factores que influyen en la anorexia infantil

  • La aparición de cambios físicos.
  • Comentarios acerca del aspecto físico por parte de otras personas.
  • Dar excesiva importancia al deporte como forma de moldear la silueta.
  • Infelicidad, malestar, descontento general o estrés que no se sabe gestionar de forma adecuada.
  • Baja autoestima, necesidad de aprobación por parte de los demás, dependencia, introversión, timidez, culto al cuerpo, etc.
  • Preocupación excesiva en la familia por las dietas, conflictos familiares, malos hábitos alimentarios, carencias afectivas, rupturas conyugales, exceso o falta de normas.
  • En menor medida factores genéticos.

La anorexia es una enfermedad muy grave que puede llevar a la muerte, es importante que se detecte precozmente de manera que se pueda intervenir con prontitud. Además normalmente la anorexia infantil requiere un tratamiento multidisciplinar y coordinado en el que la familia y el entorno juegan un papel determinante.

[ec_stars_rating]