Valoranos!

La frigidez: pérdida del erotismo.

La frigidez o disfunción  sexual general es una alteración del comportamiento sexual de la mujer que consiste en que ésta obtiene un mínimo placer o ninguno de las relaciones sexuales. Llegando al punto de que el acto sexual pueda ser considerado por algunas mujeres, dependiendo de su gravedad, como un castigo. Con respecto a la respuesta fisiológica puede darse una ausencia de respuesta sexual,  donde no exista vasocongestión ni lubricación vaginal.

Ante esta disfunción existen varios tipos de respuesta en las mujeres, algunas soportan las relaciones sexuales por determinados objetivos concretos aún sin obtener beneficio erótico, otras mujeres tienden a generar un rechazo más intenso y actúan negando totalmente las relaciones y existe un tercer grupo que aunque sienten rechazo a las relaciones consiguen responder satisfactoriamente a la estimulación física aunque no erótica y consiguen sentir estimulación positiva durante el coito o la estimulación del clítoris. En este sentido sucede de la misma manera que en la disfunción eréctil del varón, que a pesar de existir la disfunción, la estimulación física puede conseguir una eyaculación aún con el pene flácido, al igual que en la mujer aún sin excitación y sin lubricación vaginal, la estimulación física también puede dar lugar a un orgasmo.

A nivel clínico cabe hacer una diferencia para su estudio en disfunción general sexual primaria, para las mujeres que nunca han gozado de placer erótico en las relaciones  sexuales y la disfunción general sexual secundaria, donde estarían aquellas mujeres que habiendo mantenido relaciones sexuales con placer erótico, posteriormente han dejado de sentirlo.

Aunque pueden existir una serie de causas fisiológicas que siempre es necesario descartar, es necesario fomentar un clima y un ambiente relajados en el ámbito sexual, que  puede propiciar una mejoría notable en las relaciones en pareja que ayudarán  a la solución de este problema. La focalización sensorial y la estimulación genital son, junto a otras, estrategias que pueden ayudar a superar esta disfunción y a que la mujer pueda disfrutar del erotismo en las relaciones sexuales.