fbpx
5/5 - (2 votos)

Luz de gas (Gaslight), es un tipo de maltrato psicológico que cada vez se identifica con más frecuencia en los pacientes que acuden a las clínicas de terapia psicológica. Este tipo de maltrato se caracteriza por la sutileza y perseverancia que presenta, al igual que, principalmente, se trata de anular y menospreciar las opiniones y puntos de vista de la otra persona.

En qué consiste el maltrato por luz de gas

Entre otras cosas, consiste en actuar mediante técnicas de manipulación, empleadas por el agresor, para tratar de modificar la percepción de la realidad de la víctima. Este tipo de maltrato es complicado de diagnosticar y detertar pos las personas que lo sufren, en ocasiones están tan manipuladas que no entienden bien lo que les está pasando.

Consecuencias de este tipo de maltrato

Como consecuencia, las personas que sufren “luz de gas”, suelen presentar mucho cansancio, ya que tienen una tensión constante, que surge al evitar decir o hacer algo que pueda molestar o decepcionar a su pareja. Además, también son frecuentes en las víctimas de este tipo de maltrato sufrir problemas de ansiedad y depresión, debido a que el agresor les hace creer que todos los obstáculos en la relación son fruto de invenciones o paranoias de su cabeza.

Un maltrato casi invisible

Este tipo de maltrato, en muchas ocasiones resulta invisible y difícil de detectar para las autoridades y a veces, incluso para la víctima debido a la sutileza y a las técnicas de manipulación que presenta. El agresor comúnmente miente en detalles insignificantes, niega haber afirmado cosas que sí ha afirmado, pone en duda los propios sentimientos de la víctima, quita validez a sus argumentos u opiniones y en muchas ocasiones, adopta el papel de víctima.