Patología dual.
4 (80%) 1 votos

Se define este concepto como la coexistencia de un trastorno mental con una drogodependencia, aunque puede caerse en redundancia con esta definición desde el punto de vista en que la propia drogodependencia ya está definida según la O.M.S. como un trastorno mental por el hecho en sí de que lleva asociado un trastorno del comportamiento.

Existe una elevada relación entre el diagnóstico relacionado con el consumo abusivo de drogas y determinadas patologías psiquiátricas, fundamentalmente con la depresión, ansiedad, trastornos de la personalidad y la esquizofrenia.

Se verifica una gran dificultad a la hora de diferenciar y diagnosticar el trastorno psicológico debido a que un número elevado de pacientes psiquiátricos consumen algún tipo de droga o algún tipo de sustancia psicoactiva.

Es necesario entonces hacer mención a la historia clínica  del paciente para poder identificar y realizar un diagnóstico eficaz, en función de diferentes aspectos como los siguientes:

  1. Determinar si el trastorno psiquiátrico ha comenzado con anterioridad o posterioridad al consumo abusivo de drogas.
  2. Averiguar si la sintomatología que presenta el paciente es diferente de la que presentan las personas afectadas por un consumo abusivo de drogas.
  3. Esperar a ver el tiempo de evolución del proceso.
  4. La evaluación de antecedentes familiares puede ofrecer datos para determinar el diagnóstico.
  5. Observar la evolución de la terapia psicofarmacológica y psicoterapéutica.

Entre los factores más relevantes se enumeran varios que hacen referencia a los problemas más frecuentemente encontrados a nivel familiar que da lugar al consumo de drogas:

  1. Mantenimiento de enfrentamientos en las posturas entre padres e hijos. Falta de capacidad de negociación.
  2. Padres represores sobre el consumo de drogas.
  3. Padres que por desinformación no dan la información adecuada sobre este aspecto.
  4. No tener suficiente capacidad y habilidad para resolver los problemas cotidianos.
  5. Obligaciones en el área académica no asumidas.
  6. Estilo de educación sobreprotector.

Junto a estos factores se dan otros ambientales como son la inestabilidad laboral, niveles de integración social bajos, antecedentes familiares de abuso, etc.

Es fundamental mantener un plan adecuado de información y de prevención encaminado a evitar el consumo de sustancias de manera especial  cuando existe una historia clínica con antecedentes familiares de consumo o de trastorno mental.