Desde la psicología se ha visto la necesidad de estudiar el proceso cognitivo del arrepentimiento, este aspecto del ser humano que sin duda es fundamental para el cuidado de nuestras emociones.

En la vida cotidiana solemos tener la necesidad de tomar decisiones en muchos momentos, y estos momentos no son tan transcendentales siempre. Una simple decisión sobre la calle por la que debo caminar hoy para llegar a mi lugar de trabajo, u otra decisión sobre si salgo con los amigos esta noche o me quedo en casa viendo una película, puede tener consecuencias emocionales positivas o negativas importantes para nosotros.

Hay personas que ponen en marcha con mucha frecuencia un proceso cognitivo mediante el cual cuestionan sus decisiones anteriores, de la misma forma que a veces el pensamiento se empeña en acudir a un recuerdo que les transmite sobre todo preocupación o tristeza y que, aunque pongan todo su empeño en quitarlo de su cabeza, no lo consiguen siempre.

No cabe duda que nuestras actuaciones conllevan una decisión previa que son producto de la situación del momento, con un sinfín de variables situacionales, emocionales, etc. que nos influyen y llevan a tomar esa decisión. Pero ocurre que volver a evaluar algo que hemos decidido ya nos puede, con mucha frecuencia, hacer caer en sentimientos negativos que conllevan tristeza o preocupación. La explicación reside en el cambio de las variables que antes nos hicieron tomar la decisión por otras distintas, situacionales o emocionales del momento presente. Sin duda la experiencia nos hace crecer y cosas que quizá hicimos de una manera, en un momento posterior de nuestra vida la haríamos de distinta manera.

Entender este proceso como algo natural, producto de nuestra evolución madurativa, debe hacernos sentir bien, por el contrario dedicar un tiempo a evaluarnos y dar rienda suelta al recuerdo sin cuidar este aspecto tan importante puede marcar el inicio de una sintomatología ansiosa que puede más tarde, llevarnos a estados depresivos.

Por esto es importante cuidarse de que: “Muchas veces en la vida las personas olvidan lo que deben recordar y recuerdan lo que deben olvidar…