5/5 - (4 votos)

En estas fechas, muchos somos los que nos planteamos proyectos de Año Nuevo. El comienzo de un nuevo año siempre es un argumento muy válido para cambiar algún aspecto de nuestra vida con el que no estamos contentos o queremos mejorar.

El problema es que estos propósitos rara vez llegamos a cumplirlos y nos encontramos que a los pocos meses dejamos de intentar conseguir ese propósito que nos habíamos propuesto. Para que este no sea tu caso, te voy a mostrar cómo conseguir tus propósitos de Año Nuevo de una vez por todas.

Los proyectos de Año Nuevo más típicos

Como ya hemos dicho antes, en estas fechas es muy habitual el plantearse deseos y nuevos propósitos para el año que comienza. Los más típicos son bajar de peso, ir al gimnasio, dejar de fumar y llevar una vida más saludable, encontrar un nuevo trabajo e incluso ahorrar más dinero.

Motivos por los que no cumplimos nuestros proyectos

Es muy fácil proponerse metas para cumplir con la entrada del nuevo año, todos lo hacemos. Cuando pasados apenas un par de meses nos damos cuenta de que no estamos consiguiendo realizar ninguno de ellos, nos preguntamos qué ha podido pasar. Estos son los cinco motivos principales del fracaso:

Fijarse metas muy ambiciosas

Esta quizás sea la razón principal por la que no somos capaces de lograr esos propósitos que nos fijamos a comienzos de año. Hay que ser muy realista a la hora de prometer ciertos cambios que vamos a realizar en nuestros hábitos de vida para conseguir aquello que anhelamos.

Muchos propósitos a la vez

Esta es la segunda razón en orden de importancia por la que no acabamos teniendo la suficiente motivación para realizar cambios en nuestra vida. No solo basta con elegir metas realistas que queramos realizar, también es importante centrarnos en una sola para enfocar en ella todo nuestro potencial.

El propósito es poco efectivo

Si tu propósito de año nuevo es bajar de peso, no basta con decir «quiero bajar de peso», tu deseo ideal debería ser algo así como «quiero bajar 10 kg de peso en 9 meses». Este es un propósito mucho más especifico y fácil de cumplir.

No tienes motivación

Otro de los clásicos es la falta de motivación para conseguir algo nuevo a lo largo del año. Si no tienes una verdadera motivación por la que bajar de peso (como en el ejemplo anterior) nunca lo conseguirás. Proponte algo que de verdad te motive o busca una buena motivación para lograr tu objetivo, de otra manera estás abocado al fracaso.

No tienes en plan creado

Siguiendo con el ejemplo anterior, si quieres perder 10 kg a lo largo del año, lo Ideal es que te fijes unos plazos para ir consiguiendo metas intermedias y anotes qué vas a hacer para conseguirlas. Así será todo mucho más fácil.

Implementar un nuevo hábito en nuestra rutina diaria no solo requiere entusiasmo, sino también perseverancia y paciencia.

Conseguir de una vez por todas tus deseos de Año Nuevo

Año tras año puede que gran parte de esos proyectos vayan a parar al cajón del olvido o tal vez nos frustremos porque, una vez más, no los conseguimos. A continuación vamos a ver algunas recomendaciones que podemos emplear para que este año sea diferente y podamos así alcanzar nuestras metas:

  1. Trázate un plan de actuación realista y personalizado.
  2. Márcate metas a corto, medio y largo plazo.
  3. Revisa con periodicidad la consecución o no de los objetivos planteados.
  4. Aquellos objetivos que vayas consiguiendo felicítate por cada uno de ellos.
  5. Aquellos objetivos que se resistan revísalos por si puedes cambiar algún aspecto de los mismos.
  6. Una vez revisados los mismos anímate por cada avance que vayas alcanzando.
  7. Para generar un cambio y que se mantenga es fundamental el desarrollo progresivo.
  8. Hazlo por escrito para que sea objetivo.
  9. Ten una actitud positiva.
  10. Motívate a diario.
  11. La recompensa no es solo la meta, es cada paso que recorres en tu constancia.
  12. Fomenta un estilo optimista de afrontamiento.
  13. Acepta que el trayecto no siempre es lineal, sino que presenta altibajos.
  14. Persevera, persevera, persevera.
  15. Y recuerda, si crees que puedes conseguirlo estás en lo cierto, pues tu esfuerzo y tu energía se dirigirán hacia esa dirección.

Feliz Año Nuevo…