¿Qué es la dispareunia?

Este término hace referencia en general a la aparición de dolor genital asociado a la relación sexual. Se da en la mujer y de forma habitual el dolor se da durante el coito, pudiendo aparecer al iniciarse la penetración en alguna zona de la entrada de la vagina o se puede sentir más profundamente en el interior. Las sensaciones de dolor pueden ser quemazón, irritación, punzadas o escozor intenso. El tiempo de duración de las molestias puede ser breve o más prolongado,pudiendo llegar incluso a mantenerse durante horas después de haber finalizado la relación sexual.

Suele ir asociado el dolor a un diagnóstico de vaginismo. La penetración dolorosa en varias ocasiones puede producir una contracción involuntaria en la vagina que dificulta la penetración. Suele estar asociado a relaciones de pareja insatisfactorias rodeadas de temores e inseguridades  en uno o ambos miembros de la pareja.

Cuando la sensación de dolor ocurre en la parte interior de la vagina puede ser debido a una baja excitación sexual de la mujer y a que la penetración profunda produzca un efecto doloroso tras el choque del pene con el cérvix.

La dispareunia tiene normalmente un origen fisiológico y para evaluarlo es necesario realizar una exploración ginecológica específica, aun así es fácil que mujeres que llevan un control ginecológico con revisiones periódicas adecuadas no se le haya diagnosticado si no se han sometido a un examen más específico.

El dolor que aparece en la entrada de la vagina puede ser debido a varias causas, una infección vaginal, por el látex de los preservativos, por estados de estrés que causan una deficiente lubricación vaginal, etc.

Este problema puede afectar a mujeres con edades comprendidas entre los veinte y los cuarenta años y suele aparecer en un momento puntual, aun habiendo tenidos experiencias sexuales satisfactorias previas.

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención psicológica o médica  directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.