Valoranos!

Los niños que se preocupan demasiado por las cosas y que están continuamente manifestando sus preocupaciones, haciendo preguntas repetitivas sobre algo o evitando hacer determinadas  actividades por miedo a alguna cosa son niños que padecen ansiedad. Pero si sabemos darle el enfoque adecuado y hacerles comprender cómo funciona, podrán superarla y vivir muchos años relajados y tranquilos.

¿CÓMO AYUDARLES?

Es importante que se sientan escuchados,  siendo conscientes de que con el simple “no te preocupes” no conseguimos nada. No les sirve nuestro razonamiento ni nuestra lógica si él no lo ve,  es por esto por lo que será necesario utilizar técnicas que le ayuden a dominar la situación.

El  primer paso es siempre adoptar una actitud positiva, usar el sentido del humor cuando sea posible y animar a nuestro hijo a esforzarse por conseguir el objetivo marcado.

Tenemos que tener en cuenta que la ansiedad es algo que se expande y que termina ocupando todo el día, tanto en el pensamiento como pasando a ser el centro de todas las conversaciones con los demás,  por lo que es muy importante acotarlo para que no contamine todo.

Es fundamental que el niño esté ocupado, pues tener otras actividades que sean gratificantes provoca que piense en otras cosas y a través de éstas pueda superar miedos y resistencias.

En muchas ocasiones la ansiedad tiene un componente genético, por lo que es importante que los familiares que la padezcan y aun no la tengan controlada busquen ayuda para así evitar  recaídas en cadena.

RECOMENDACIONES:

Escuchar la preocupación que tiene nuestro hijo, es muy importante que se sienta escuchado.

-Acotar y limitar diariamente el tiempo que se habla de estos temas, de manera que también hablemos de otras cosas

Buscar actividades en las que el niño se  pueda integrar de forma activa con otros niños y que le resulte gratificante.

-Es recomendable que se implique en cualquier actividad deportiva.

-Es necesario que aprenda  técnicas de relajación progresiva.

-Que aprenda a identificar aquellos pensamientos irreales que le llevan a ponerse nervioso.

LA ANSIEDAD ES ALGO QUE SE PUEDE SUPERAR SOLO SI APRENDEMOS HERRAMIENTAS QUE NOS AYUDEN A COMBATIRLA.