Valoranos!

Cuántas veces hemos quedado con amigos o con antiguos compañeros con la ilusión de pasar un  rato  agradable y sin embargo hemos vuelto a casa con un mal sabor de boca. Nos quedamos entonces analizando con detalle los comentarios, gestos o detalles de algún miembro del grupo que no  nos ha hecho sentir bien.

Son muchas las ocasiones en las que salimos de casa esperando encontrar algo que finalmente no encontramos y ello nos impide disfrutar del momento, puede ser porque llevamos unas expectativas demasiado altas y no sabemos adaptarnos a la situación inesperada, como por ejemplo encontrarnos en el grupo con alguien que no es de nuestro agrado o simplemente por un cambio de planes.

Evidentemente todo esto puede suceder  en alguna ocasión puntual y por alguna cuestión en concreto,  pero si es algo habitual o se da con demasiada frecuencia debemos plantearnos qué nos está pasando que nos está impidiendo disfrutar de los buenos momentos.

Recomendaciones que pueden ser de ayuda:

  • Se activo a la hora de proponer el lugar y la hora de encuentro, no accedas a ir a lugares que no te gustan sin defender tu opinión. Esto no quiere decir que alguna vez puedas ceder, pero no puedes quedarte con la sensación de que eres tu quien siempre lo hace.
  • Antes de salir, prepara la indumentaria que te apetezca llevar y con la que te sientas cómodo/a. No hagas comparaciones con los demás ni pongas el objetivo en competir en cuanto a estilo y elegancia. Lo importante es gustarte a ti mismo/a.
  • Durante el transcurso de la reunión no envidies la forma de actuar de nadie. Cada uno debe sentirse bien y cómodo como es. Si eres algo tímido/a no estés toda la noche pensando en qué deberías decir o hacer.
  • Fortalece tus relaciones sociales, no las evites e intenta superarte siempre para gustarte más a ti mismo y a los demás.
  • Evita estar demasiado atento a lo que piensan los demás de ti cada vez que hablas o haces algo.
  • No intentes agradar por encima de todo, si tienes algo que opinar o que decir no evites hacerlo, si tu opinión no es tenida en cuenta como la de uno más del grupo o no es aceptada entonces no estamos hablando de amistad y no será un grupo que debas mantener.
  • No analices ni hagas personales los comentarios que se puedan decir en grupo en algún momento, pues puede llevarte a equivocaciones de percepción. Si en algún momento alguien no ha estado acertado procura buscar el momento para hablarlo con esa persona en privado para resolver el conflicto.
  • Intenta poner de tu parte para que el momento sea relajado y divertido, donde cada uno tenga su espacio para contar aquello que necesita, expresa la anécdota divertida…

En el día a día todas las personas tienen problemas, tensiones, preocupaciones, unas compartidas con los demás y otras no, por eso es fundamental saber disfrutar de esos momentos con los amigos, esto  nos hace sobreponernos y seguir adelante.