Valoranos!

Comienzan de nuevo las clases después de las merecidas vacaciones y toca ponerseen marcha. El trimestre se acaba pronto y hay que poner metas y objetivos claros para poder hacer las tareas y dedicar el tiempo necesario al estudio en función de  los días que  faltan para los exámenes.

En este artículo os dejamos algunas recomendaciones que pueden servir de ayuda para conseguirlo con eficacia:

  • No retrases el tiempo para comenzar a estudiar. Procura hacerlo desde el primer día de clase.
  • Realiza un plan adecuado para cada tarde donde dediques el tiempo suficiente al estudio y cúmplelo rigurosamente.
  • El plan debe ser muy estructurado y dejando tiempo para realizar las actividades correspondientes a cada asignatura según las horas de dedicación diaria que has estipulado.
  • Durante el estudio es necesario poner metas, no eres más eficaz por las horas que estudias sino porque consigas estudiar lo que has fijado como objetivo.
  • “No dejes para mañana lo que ya puedes hacer ahora”. Si tienes tareas por hacer aunque no sean para la asignatura que tienes mañana procura hacerlas cuanto antes.
  • Procura aprovechar cada momento de la tarde, por ejemplo, en el camino a casa si viajas en el autobús para repasar o hacer algunos deberes.
  • Cada día, al finalizar el tiempo de estudio, haz una valoración rápida de tus objetivos para ver si los has conseguido. Valórate en el caso de que lo hayas conseguido, en caso contrario busca las causas por la que no lo conseguiste e intenta modificarlas para el día siguiente.
  • Al finalizar el estudio es conveniente realizar alguna actividad placentera, ver alguna película, jugar o dedicar un tiempo a hablar con los amigos.

Es necesario ser riguroso con el plan de estudio, cumplirlo en la forma en la que lo hemos planificado y modificar, en su caso, aquellos aspectos del plan que nos impiden conseguir los objetivos. Recuerda que el buen rendimiento no va en las horas que dedicas al estudio sino en la eficacia durante el tiempo que dedicas a estudiar.