La atención selectiva.

Nuevo ejercicio para practicar la atención selectiva. Como ya hemos explicado en una entrada anterior la capacidad para atender de forma selectiva los estímulos externos es necesaria para la adaptación y en definitiva para la vida. Sin esta capacidad nuestra vida sería caótica y dificultaría enormemente la posibilidad de comunicarnos con los demás y de conseguir nuestros objetivos.

Es muy necesario tener la capacidad de separar los estímulos relevantes de aquellos otros que son irrelevantes para el fin que queremos conseguir.

Os dejamos el siguiente ejercicio para posibilitar su práctica:

ejercicio octubre 3