Valoranos!

Cuando la persona está afectada de sintomatología ansiosa o depresiva el estilo de pensamiento habitual se vuelve distorsionado y se cometen una serie de errores de apreciación de la realidad. Si no se es consciente de ello y la persona se deja llevar por esta forma de pensar afectada sucede un empeoramiento de la sintomatología y una cronificación de los síntomas que no dejan espacio para la mejoría emocional.

A continuación paso  a enumerar y definir los tipos de pensamientos distorsionados más frecuentes ante los cuales se debe poner remedio y evaluar cómo están afectando a cada persona para así poder modificarlos por otros más adaptados y positivos.

  1. Dicotomía. Consiste en que la persona afectada solo ve las cosas de su alrededor en términos extremos, bien o mal, sin que exista escala intermedia.
  2. Magnificación y minimización. Esta distorsión consiste en apreciar la realidad en la forma en que los sucesos positivos se minimizan mientras que se magnifican los acontecimientos negativos.
  3. Lectura de pensamiento. Consiste en creer continuamente que los demás piensan algo que le deba hace sentir mal sin que ello se pueda comprobar.
  4. Personalización. Creencia de que todo lo que ocurre alrededor de la persona es responsabilidad suya.
  5. Forma encadenada de elaborar pensamientos negativos donde desde la aparición de un suceso poco relevante se llega a pensar que todo es catastrófico.
  6. Inflexibilidad de exigencias. La persona se deja llevar por pensamientos basados en lo que debería hacer sin realizar un juicio previo de si realmente puede hacerlo.
  7. Rechazo de valoración positiva. La persona nunca acepta un elogio o felicitación porque cree no merecerlo nunca.
  8. Emoción negativa. Ante un pensamiento negativo sobre su persona se deja llevar por él y llega a la conclusión de que su vida realmente no merece la pena.
  9. Comparaciones descalificadoras. Personas que se ponen constantemente a prueba comparándose con otras personas y así siempre encuentra alguna cualidad en la que se pueden sentir inferiores.
  10. Filtro emocional. Consiste en una manera de percibir la realidad donde se aprecia solo lo negativo que acontece sin valorar nunca los acontecimientos positivos.

Es necesario evaluar el estilo de pensamiento de cada persona para trabajar terapéuticamente en el caso de que se detecte un estilo de pensamiento distorsionado.