Cada vez se publican más investigaciones tendentes a normalizar la enfermedad mental dentro de un plano social donde a menudo se mantiene asociada a diversas connotaciones que no ayudan a la integración del enfermo mental.

De hecho, recientemente la Sociedad Británica de Psicología (BPS) ha actualizado una guía anterior publicada en el año dos mil catorce donde habla de la necesidad de comprender la psicosis y la esquizofrenia, en el sentido de entender por qué las personas a veces oyen cosas, escuchan voces o tiene una manera de entender ciertas cosas de manera diferente a los demás de forma que parece que están desconectados de la realidad. El conocer por qué les ocurre esto es necesario para saber cómo podemos ayudarles.

Esta guía proporciona algunas nuevas ideas para entender desde otro punto de vista distinto al tradicional la enfermedad mental.

Las principales ideas que trasmite esta nueva guía son las siguientes:

  • No existe una línea divisoria clara entre la psicosis y otros pensamientos o creencias propios de otros problemas psicológicos como por ejemplo la ansiedad.
  • Personas que experimentan sensaciones propias de la psicosis pueden vivir una vida feliz y conseguir éxitos en ella.
  • Es necesario desterrar el mito de que las personas con psicosis o esquizofrenia son violentas, algo que perjudica notablemente en la atención clínica a estos enfermos.
  • Algunas terapias psicológicas, como la cognitivo conductual puede ser útil en el tratamiento de las psicosis.
  • Es necesario dar la posibilidad a estas personas afectadas de psicosis de que expresen sus vivencias y sus pensamientos, algo que señala que se hace demasiado poco.
  • La medicación con “antipsicóticos” es necesaria, pero no existen evidencias de que esta medicación corrija algún mecanismo biológico alterado.
  • Señala que existen algunas culturas en las que le experiencia de oír voces está incluso bien valorada.

No cabe duda que el adoptar un enfoque distinto con respecto a la salud mental se hace cada vez más necesario, este es el reflejo que nos deja  esta nueva guía, aunque también pensamos que un aspecto importante que no podemos nunca olvidar es la necesidad de una buena prevención.