Valoranos!

Con la llegada de la primavera y los cambios que ésta nos trae, las personas somos capaces de generar otros cambios, al igual que el resto de los seres vivos con los que convivimos. Por ejemplo los cambios meteorológicos influyen en las personas afectando al llamado “reloj biológico”. Este “reloj” es un complejo sistema capaz de desarrollar una coordinación adecuada que permita un funcionamiento correcto del organismo. La referencia de este “reloj” es el ciclo del día y de la noche, normalmente necesita de la luz solar para orientarse y cumplir su ciclo de 24 horas. Con la información que el ciclo de la  luz le proporciona puede controlar distintos aspectos fisiológicos, conductuales y neuronales.

Diversas investigaciones han determinado que el aumento de luz solar produce cambios en la producción hormonal de las personas. La primavera es la estación del año donde aparecen un mayor número de horas de luz solar, algo que proporciona más vitamina D, que hace que los niveles de serotonina aumenten y por tanto, el estado de ánimo tienda a aumentar en las personas.

No obstante, existen personas que ven afectado su estado de ánimo durante este período estacional, siendo afectadas por sentimientos de tristeza y melancolía. Estos síntomas reciben el nombre de Trastorno Afectivo Estacional, haciendo referencia a la sintomatología que aparece por los cambios de estación que se producen a lo largo del año. Las personas afectadas por este trastorno se muestran más vulnerables y presentan síntomas que se asocian a un estado de ánimo depresivo como:

  • Cansancio generalizado
  • Irritabilidad y nerviosismo
  • Variabilidad en el humor
  • Trastornos del sueño
  • Desánimo
  • Baja autoestima

Pero ¿qué podemos hacer para recuperar el ánimo y mejorar estos síntomas? A veces favorecer ciertas actividades placenteras puede ejercer un efecto altamente positivo, por ejemplo:

  • Respetar nuestro tiempo de sueño y dormir lo suficiente.
  • Hacer ejercicio físico a alguna actividad deportiva que consiga aumentar la producción de endorfinas que nos equilibren y potencien nuestro estado de ánimo.
  • Propiciar una dieta sana y
  • Iniciar algún proyecto nuevo, algo que nos ilusione, planificar unas vacaciones, aprender idiomas o comenzar un curso de pintura…
  • Buscar encuentros sociales, salir y divertirnos con los amigos es fundamental pata mejorar el estado de ánimo, compartir opiniones con ellos y enriquecernos de sus experiencias es muy beneficioso.
  • Cuidar el aspecto físico ayuda también a mejorar la autoestima y produce un efecto anímico positivo. Vernos bien ante el espejo es muy importante para que el ánimo se mantenga en el lugar adecuado.

En general encontrar un estilo de vida basado en el control adecuado del estrés alejará la ansiedad y la depresión y proporcionará una salud emocional adecuada también en la primavera.